REACH

Texto Curadoria

ESTO ES SÓLO EL COMIENZO

 

La evolución tecnológica ha cambiado la forma en que consumimos información, alteró nuestros hábitos y nuestra rutina, causando un impacto directo en todos los sectores de la industria y en la propia expresión de la identidad cultural de la sociedad.

La revolución que ha experimentado el consumo de contenido durante la última década, impulsada por la expansión del acceso a través de múltiples pantallas y plataformas digitales, ha transformado el modelo tradicional de producción, financiación y marketing audiovisual, afectando a toda la cadena.

Un advenimiento cambió la relación de consumo de contenido: el poder salió del control remoto de la televisión (ahora Smart TV) o de la butaca de cine (con una programación cada vez más centrada en blockbusters y grandes lanzamientos) y se extendió a la pantalla del smartphone, tablet o notebook donde el consumidor esté presto a mirar. Para 2020, seremos 4 mil millones de personas conectadas a través de teléfonos inteligentes.

En este nuevo universo, la audiencia se ha convertido en un protagonista absoluto y, más que nunca, en la fuerza impulsora de toda la estructura. Tiene control y autonomía para encontrar la información y elegir el canal o plataforma donde ver su película favorita, sea o no a través de pagos.

Este cambio en la condición física que abarca todo el acceso a la información, aliado a un nuevo ritmo de vida donde el tiempo vale más que el entretenimiento, abre una gran ventana de oportunidades que invita a la industria del audiovisual a repensar su modelo. La buena noticia es que no estamos solos. Es probable que el segmento de la industria que no esté repensando de manera sólida y exhaustiva su modelo, afronte dificultades en algunos años.

Por supuesto, un entorno disruptivo genera cambios, elimina nuestra zona de confort y nos conduce, inevitablemente, a la reflexión. Nada más familiar en este contexto contemporáneo. Hasta ahora, las compañías de tecnología más grandes se han aprovechado de este ecosistema y, por tener un ADN digital y una cultura de innovación, han agregado rápidamente valor a sus productos, creando soluciones de producción a escala global.

No es casual que hoy las cuatro empresas más valiosas del mundo sean empresas de tecnología, vinculadas de alguna manera a la producción, comercialización y exhibición de contenido. Todas conocen y dialogan muy de cerca con su audiencia y tienen en los datos su activo de mayor valor.

La propuesta de curaduría presenta tres ejes de discusión que buscan complementarse y fomentar una plataforma para la reflexión. Entendemos además que este diálogo debe abarcar toda la cadena, pues ya no producimos contenido para un público de dos décadas atrás sino para una audiencia que representa a cada uno de nosotros en nuestra vida cotidiana: donde el teléfono móvil es un asistente personal, donde hablamos con nuestros amigos a través de las redes sociales, donde los grupos de mensajería instantánea y audios han cambiado la forma en que la sociedad se comunica e informa, donde las plataformas de contenido se multiplican diariamente y YouTube se ha convertido en millones de canales de televisión; donde ya no leemos libros y periódicos físicos y todo es instantáneo e inmediato. El motor de nuestras vidas es “el ahora”.

¿Cómo podemos detener esta ansiedad para analizar este modus operandi establecido más allá de nuestro control? ¿Cómo producir con excelencia, generando contenido relevante que proponga análisis y reflexión, que otorgue calidad, que llegue a un mercado nacional e internacional y, sobre todo, sea visto?

Crisis y oportunidad son palabras que van juntas. Vivimos en un momento donde nunca ha habido tantas oportunidades. Nunca hemos tenido acceso a tantos datos, ni a tanta proximidad con el público. Nunca hemos tenido herramientas y posibilidades tecnológicas disponibles para ello. Nunca la opción de tener un modelo tan autónomo. Nunca una diversidad tan grande de canales de exhibición y variedad en los modelos de negocios. Nunca la oportunidad de pensar en un mercado de comercialización de cine y televisión totalmente libre de las horas contadas de la parrila de programación. Nunca hemos tenido una audiencia tan conectada y nunca tantos recursos para acercarnos a ella y saber quién es. Nunca hemos tenido, en definitiva, tantas iniciativas de creación de público y formas de conectar nuevas audiencias a nuestros productos.

La primera edición de Reach: Audiencia, Contenido y Tecnología surge de la necesidad de hablar al respecto, de un enorme deseo de poder llevar esta discusión al mercado brasileño, invitando a players relevantes del escenario internacional y local, para que juntos puedan establecer un diálogo multicultural y multidisciplinario sobre la comprensión y la conexión con el público como punto de partida.

No hay películas sin público, ni público sin comunicación. El primer eje presenta conceptos clave de Diseño de Audiencia y cuenta con expertos de TorinoFilmLab, seguidos por una conversación con instituciones de formación y financiamiento de desarrollo de proyectos como IBERMEDIA, Hubert Bals Fund y EAVE. Por si fuera poco, se agrega un estudio de caso de conexión con el público, extremadamente exitoso, presentado por UniFrance, MyFrenchFilmFestival.

Curaduría y Relevancia. Inteligencia Artificial y Big Data. Consumer Journey y Digital Ecosystems. El segundo eje propone investigar dónde se encuentran las oportunidades de comunicación con el público, cuáles son los nuevos modelos de negocios digitales, las herramientas de marketing y la toma de decisiones. En diálogo con la plataforma MUBI, compartirán su visión renombrados curadores de contenido como el British Film Institute, Canal Brasil y el Festival Internacional de Cine de Guadalajara. Especialistas en datos y ejecutivos de servicios digitales como Globoplay, EYELET, Filmmelier, Desbrava y Parrot Analytics reflexionarán sobre posibles vías para facilitar la comunicación con la audiencia mediante el uso de herramientas avanzadas y estrategias innovadoras.

El cambio en las reglas del juego transformó el escenario. El tercer eje amplía la discusión hasta la financiación y la comercialización. Empresarios, productores y distribuidores destacados en el mercado internacional, como RT Features, BF Distribution, Blue Fox Entertainment, CINEVINAY y Media Musketeers, dotados de creatividad y sentido de innovación, presentarán posibles panoramas y modelos en desarrollo.

En un momento en que el mercado mundial está en plena reestructuración y la industria brasileña experimenta cambios significativos, esperamos que la programación reunida aquí amplíe las perspectivas y contribuya a la visualización de nuevos caminos y posibilidades para el contenido audiovisual.

 

Curadora Paula Gastaud