Presentación SPCine

Spcine y BrLab: Alianza para el desarrollo de proyectos audiovisuales más allá del territorio nacional

239 inscripciones, siendo 140 de proyectos brasileños y de ellos 56 del Estado de São Paulo y 99 extranjeros, la mayor parte de estos últimos procedentes de Argentina. Todos estos números, que sirvieron de base para la elección de 12 proyectos participantes de los laboratorios del BrLab, reflejan la oferta de historias y narrativas diseminadas por el continente sudamericano, principalmente en São Paulo. Muestra no sólo el empuje creativo de los realizadores, sino también hasta qué punto el mercado está animado a producir y movilizarse.

Cuando Spcine todavía era un proyecto de ley en tramitación en la Cámara Municipal de São Paulo, desarrollar acciones enfocadas en la producción de guiones ya se constituía como una meta prioritaria. Creemos que el ciclo de un producto audiovisual comienza con una buena historia. Todavía mejor cuando surge a partir de un argumento bien fundamentado y que ha pasado por el tamiz de los especialistas. Por eso, la decisión de promover el BrLab, por la segunda vez consecutiva, en alianza con Klaxon Cultura Audiovisual y con el patrocinio de la Secretaría Municipal de Cultura de São Paulo.

Para la cadena productiva audiovisual es imprescindible que haya un proyecto de ese porte, capaz de desarrollar el lenguaje, discutir la potencialidad de las narrativas, dar impulso a las negociaciones y de aproximar a los agentes estratégicos. El BrLab señala hacia la articulación del sector y el incentivo a la aproximación de guionistas y desarrolladores de proyectos audiovisuales.

Tener una larga ramificación es algo que está en el radar de Spcine. Creemos que formar parte de este vínculo, entre BrLab, proyectos proponentes y una comisión de evaluación multinacional es confirmar a São Paulo como una ciudad estratégica para la realización de eventos audiovisuales de expresión internacional.

El número de proyectos de São Paulo seleccionados para los laboratorios – que son cuatro, es decir un tercio del total, siendo uno de coproducción, es el destaque de este año. Forman parte de la lista las películas Desterro, dirigida por Maria Clara Escobar, con producción de Filmes de Abril; O filho plantado, de Thais Fujinaga, producido por Avoa Filmes y coproducción de Lusco Fusco Filmes; y O livro dos prazeres, de Marcela Lordy, producido por bigBonsai y coproducción de Rizoma Films, de Argentina. Cierra la lista Mato seco em chamas, de Adirley Queirós y Joana Pimenta, producido por Cinco da Norte, de Ceilândia, Distrito Federal, y coproducido por la empresa Punta Colorada de Cinema, de São Paulo.

Esperamos que el BrLab se afirme cada vez más en el calendario audiovisual de São Paulo, de Brasil y de América Latina como punto de convergencia entre creadores, guionistas y agentes de mercado. Su longevidad es imprescindible para que fomentemos la etapa que más impacta el producto final y que es el desarrollo del proyecto.
Alfredo Manevy
Director-presidente de Spcine