BrLab 2012

Presentacción BrLab

Desarrollando los lazos, ideas y narrativas

 

   Desde hace años, la Associação do Audiovisual desarrolla actividades y programas dirigidos a la formación profesional y a la integración cultural de Brasil con los países vecinos latinoamericanos. En 2011, la entidad conmemoró importantes resultados concretos, culturales y numéricos, relevantes como acción para el desarrollo de la economía creativa en Brasil y en América Latina, dentro de un contexto de producción cada vez más internacionalizado. Aunque siempre se ha definido como un espacio esencialmente enfocado en la formación de profesionales y en el desarrollo creativo, resulta evidente la constitución de una red de colaboración de profesionales que, cada año que pasa, supera los límites geográficos y temporales del programa. De la edición pasada del BrLab se destaca el surgimiento de dos coproducciones internacionales, dos proyectos ya filmados íntegramente y otros dos en preproducción, como también la adjudicación de fondos y apoyos diversos concedidos a los participantes, y la creación de lazos de amistad generados a partir de la reflexión y de la convivencia colectiva en un proceso visceral de desarrollo de imágenes y narrativas a partir de sílabas, palabras, oraciones e ideas visuales.

    Tales resultados repercutieron en un cuestionamiento básico que estuvo presente en todos las reflexiones involucradas en la realización de esta nueva edición: hasta qué punto es necesario y fundamental este espacio, en qué medida cumple y representa efectivamente una respuesta a una demanda cultural económica y geográfica. A partir de fenómenos culturales concretos, nuestra convicción se materializó en dudas y reflexiones teóricas extremadamente productivas que nos sirvieron de pauta en la determinación del concepto y vocación de esta edición.

    Al explorar el significado de la palabra desarrollo, el mismo fue pensado como el “perfeccionamiento” de algo, sea de orden artístico, moral, intelectual, físico, económico, social, cultural, político, etc. ¿Qué podría representar en el ámbito internacional la creciente demanda para participar en este programa? De esa forma, desdoblamientos y reflexiones nos acompañaron desde la última edición, sirviéndonos como base teórica tanto en la duda como en la certeza, para la composición y celebración de esta nueva edición.

    En medio de la creciente y variada información audiovisual que inunda de imágenes los paisajes del mundo contemporáneo, ¿cómo esos proyectos, cuando se concreten en películas, podrán existir de forma cultural, económica y social? ¿Qué representa hoy día realizar una película en América Latina? Y más aún, ¿cuáles son las responsabilidades específicas que asume — o no — un cineasta de una determinada región o condición geopolítica? ¿Cuál es el impacto que esas imágenes que desarrollamos tendrán sobre el mundo?

    En 2012 el mundo no terminó, pero la tierra tembló. Fue tal vez el año más reñido para la realización del laboratorio, además de verse estremecido por la pérdida de un amigo y figura fundamental en la historia y en la prehistoria de este programa, nuestro colaborador como consultor de proyectos y tutor desde hace más de cinco años: Gustavo Montiel. Esta edición está especialmente dedicada al amigo Gustavo y a todos aquéllos que como él creen que es en la formación artística y en la reflexión crítica donde se encuentran algunas de las palancas principales para dar impulso a transformaciones sociales.

    Si el cine latinoamericano vive actualmente una problemática en su cadena productiva, ésta puede sin duda estribar más, y de manera creciente, en la circulación de las películas que en su producción propiamente dicha. Creemos que una película debe buscar, identificar y alcanzar a su público desde su desarrollo como idea y proyecto.

    Al compartir esta idea, dos distribuidoras nos honran con importantes premios adquisición que, con seguridad, servirán como impulsadores para la producción de los proyectos ganadores y para obtener resultados positivos de circulación al elaborar, desde el inicio, estrategias y modelos específicos para la distribución. Nos complace inmensamente el reconocimiento de FiGa Films y de Vitrine Filmes que en 2012 se suman a nuestros aliados, y con los cuales esperamos seguir en consonancia y en colaboración durante los próximos años.

    El promedio de 200 proyectos recibidos en cada una de las convocatorias plantea también la reflexión inevitable sobre cuál es la real demanda actual y la relevancia específica de iniciativas de esta naturaleza. En el caso concreto del BrLab, se añade la inquietud de entender cómo perfeccionar la comprensión crítica y cómo definir ese nuevo papel que Brasil comienza a desempeñar geopolíticamente en el mundo, especialmente en América Latina, en medio de tantas especulaciones económicas que, muchas veces, parecen incompatibles con nuestra realidad.

    Ante la emergencia de este nuevo mundo, todavía imprevisible y a veces caótico, la necesidad de que América Latina se desarrolle en términos culturales, creativos y económicos se plasma en el BrLab, por medio del estímulo a la interacción, al intercambio de ideas y a la comprensión del otro, fundamentos que nos llevaron a la realización de esta edición en la que recibimos, de puertas y ventanas abiertas, a todos los profesionales participantes, colaboradores y aliados.

 

Direção BrLab
Maria Dora Mourão, Francisco Cesa r Filho, Jurandir Müller e Rafael Sampaio